domingo, 5 de agosto de 2012

Prometheus no es lo que se esperaba.

Prometheus, la última película de Ridley Scott, ni tiene la esencia, ni la intensidad ni el suspense de Alien, el octavo pasajero. De hecho, Prometheus es una sucesión de situaciones encadenadas por la azarosa casualidad, una falta de respeto total a los espectadores y su inteligencia.


Ridley Scott ha hecho de Prometheus una película que se alarga sin una razón lógica, con personajes planos incapaces de colarse mínimamente en la empatía del espectador, con unos medios y efectos especiales apabullantes pero que resultan vacíos y tristes.

O ha sido un fallo, que todo el mundo los comete, o ha sido la necesidad de recaudar dólares con un anzuelo facilón, el de la misteriosa precuela vendida con un marketing excelente, todo ello con un gasto aproximado de ciento cuarenta millones de dólares.

Algo a destacar de la película, es la actuación de Michael Fassbender en el papel de androide falto de todo sentimiento.

La próxima vez será.
Comparte esto con el mundo:

3 comentarios:

Tristan dijo...

Entendi bien?
"Prometheus" es una perdida de tiempo?
La verdad no tenia muchas ganas de verla, y ahora menos!

Seguire pasando por aqui.

Carlos B dijo...

Pues un poco si, Tristan, a mi me lo pareció. No era lo que se esperaba de Ridley Scott. Hay una cosa que algunos amigos llamamos las "scottadas", que es cuando a Ridley se le va un poco la cabeza y hace las cosas sin pensar.

Tristan dijo...

Tratare de darle una Oportunidad a la película, aunque no me llame mucho la atención.
Nada mas porque hay películas de R. Scott me han gustado, veremos que tal, a lo mejor a la mera hora cambio de opinión.

–luego comento cual fue el resultado-

Saludos.