martes, 21 de octubre de 2008

Max Payne

Las películas basadas en videojuegos siempre han sido una gran decepción, una pérdida de tiempo, a saber.

Mortal Kombat , absurda y sin sentido.
Street Fighter, absurda y sin sentido.
Double Dragon, esta era sólo absurda.
Resident Evil(1, 2 y 3), sin comentarios.
Alone in The Dark, ni siquiera se acerca al videojuego.

Con la excepción quizás de la primera película que se hizo sobre un videojuego comercial, Mario Bros, la cual era divertida, tenemos que hablar de un “éxito”, recalco las comillas, de Max Payne.


Y es que la película, cumple. Pero sólo cumple. Se respeta el tema de la primera entrega del videojuego, aunque se pasa de puntillas por alguna que otra cosa, se respeta la atmósfera del juego, la estética y el ritmo. Incluso Mark Wahlbergh es una buena elección para encarnar al personaje por cierto parecido físico.

¿Qué tiene de malo la película? Muchas cosas.

Para empezar un guión que cae en obviedades, en diálogos informativos aunque no demasiados, en las cosas que “pasan por que si”, en las voces interiores que se repiten y se relacionan por arte de birlibirloque, un guión que avanza a golpes de tecla por que si no, la cosa no avanza.

Los personajes son planos, no avanzan, no se descubre nada nuevo sobre ellos, (no es que sea en el videojuego un personaje muy redondo el tal Max Payne), relaciones insustanciales entre ellos, objetivos muy primarios.

Una película que entretiene y que a los fans del videojuego les parecerá, supongo yo, que el justo retrato del Max Payne digital.

Nota 5 sobre 10.

Comparte esto con el mundo:

1 comentario:

Resultado Negativo dijo...

Buen blog. Y desde luego visualmente esta muy bien. No decias que era una plantilla básica..Jaja. Nos leemos